febrero 21, 2013

Cómo leer la etiqueta de un alimento

No sé vosotras, pero últimamente ando como la inspectora Gadget de los alimentos, leyendo etiquetas para que no me den gato por liebre (o mejor dicho, caballo) y para así descifrar qué esconden, de verdad, los alimentos. A veces no es tarea fácil, por eso le he pedido ayuda a la nutricionista Laura Pire para que nos dé una guía sobre cómo hacerlo y que nos diga, además, qué pasa cuando a los alimentos les quitamos las grasas, la lactosa o el gluten ¿Perfudica más que beneficia?

etiqueta

Hay etiquetas que parecen estar escritas en japonés. ¡No hay quién las entienda!

Como explica Pire, “para entender la etiqueta de un alimento es importante centrarse en los nutrientes, que incluidos en exceso, pueden ser más perjudiciales. Si analizamos un alimento que suponemos graso, debemos valorar que la mayoría de estas grasas sean del tipo insaturadas o poliinsaturadas. Si no es así, y encontramos un montón de elementos saturados, sería bueno ver si algún nutriente de ese alimento es muy interesante para nuestra salud. Por ejemplo, el queso Edam tiene cantidad de ácidos grasos saturados por ser un lácteo, pero su dosis de calcio puede hacer que nos compense tomar una pequeña porción de vez en cuando”.

Pero no sólo es necesario fijarse en las grasas saturadas, también hay que prestar atención a los azúcares simples.
“Si en una etiqueta encontramos azúcares complejos (como los alimentos a base de pasta) y, además, azúcares simples (que dan el sabor dulce), como sucede por ejemplo en la bollería integral industrial, debemos dar importancia al producto que tenga menos gramos de azúcares simples y más de complejos. Así de sencillo. Hidratos sí, pero de los buenos. Complejos y muy poco dulces”, añade la nutricionista.

Respecto al listado de ingredientes en general, “las teorías más ecologistas apuestan por aceptar un máximo de cinco ingredientes químicos, aparte de los básicos para la elaboración tradicional de ese producto. Por ejemplo, un bizcocho integral debe tener: harina, huevos, levadura, azúcar y matices particulares de cada receta. Pero si además lleva un colorante, un conservante industrial, un saborizante, grasas vegetales (sin más datos) y un corrector de ph, pues empezamos a alejarnos de un alimento interesante”, señala.

Por otro lado, los alimentos light siempre me han provocado cierta desconfianza, porque como dice Michael Pollan en su libro Saber comer (del que os hablé aquí): “muchos de ellos incrementan su contenido en azúcares para compensar la pérdida de sabor. Más vale comer la versión original de forma moderada que atiborrarse a productos light, ricos en azúcar y sal”.

Como me explica Laura, “en los productos light, la legislación dice que si le quitas un 30 % de grasa ya lo puedes llamar light, pero realmente, el 70 % de la grasa que tenía sigue ahí. Este tipo de alimentos sólo interesan si hay una patología relacionada con las grasas. Además, los alimentos muy bajos en grasas pero ricos en proteínas, como los lácteos o el jamon york, bajan la energía y provocan gana de dulce y café”.

Y, ¿qué pasa con la leche? “Desnatar, es eliminar grasa pero tambien deshacerse de la vitaminas liposolubles, como la D y A. Si no están presentes, no se produce una buena absorción de calcio. Leche poca, pero entera mucho mejor”.

No sé si os habéis fijado en el supermercado, pero últimamente la leche sin lactosa es el hit. ¿Es bueno o malo?

“El alimento es perfecto de por sí y si por naturaleza tiene una dosis determinada de una vitamina u otra, es así como realmente se va a absorber bien. Es cierto que la lactosa, al ser un dulce, si se toma en grandes cantidades, puede dar gases que molesten. Pero si sólo tomas un vaso de leche al día y le quitas la lactosa, estás dificultando la absorción del calcio y no merece la pena. Sobretodo, si no se tiene una intolerancia. Poca, pero buena y con todo o casi todo. Entera o semidesnatada son las mejores opciones. Si realmente tienes una intolerancia a la lactosa, es muy probable que sufras una diarréa terrible, que incluso te incapacite para hacer vida normal. Te aseguro que te queda clarísimo que no la puedes tomar. En el resto de personas, quitarla es un atraso”, concluye la experta.

Y ya para terminar, he aprovechado para preguntarle a Laura por la famosa etiqueta “sin gluten”, que ahora me encuentro no sólo en el pan, también en los yogures. “El gluten es una proteína que está en los cereales y que a los vegetarianos, por ejemplo, les proporciona una base de proteína genial y no tiene nada de malo. Sólo para los celiacos y algunas personas con sensibilidad, pero no hay que eliminarla y menos pagar más por ello. Recuerda que los productos denominados ‘sin gluten’ son más caros”.

Aunque Laura Pire pasa consulta en Gijón, cada dos semanas traslada su gabinete a Madrid. El 1 de marzo nos visita (¡por fin!) y yo tengo cita para que me resuelva más dudas.

Espero que os haya resultado útil. Ya sabéis que podéis seguirnos en Twitter (@thebeautymail) en nuestra página de Facebook y en Instagram (@thebeautymail). Stay tuned!

 



19 Comentarios

  1. Susana dice:

    pues cada vez nos informan mas y mejor cosa que me alegro

    besos

  2. Inma dice:

    Buenos días!!! Cada vez me gustan mas tus posts!!!! Gracias, es muy bueno saber un poco mas sobre los nutrientes, y lo que en realidad debemos comer o no, la gente tiene ideas equivocadas a la hora de llenar el carro de la compra!!! besos

  3. Las Carolas dice:

    Muy buen post, mucha información que necesita leerse varias veces para asimilar.
    http://singleladiesbilbao.blogspot.com

  4. Hereax dice:

    Pues he acabado hecha un lío y de los gordos, por que sigo un post de nutrición y ahí recomiendan que es mejor quitarse la leche por que a la larga hace más mal que bien. Así que por recomendación de la nutricionista a la que sigo estoy tomando leche de avena. Buscaré información.

    • Naiara dice:

      La verdad es que sobre la leche hay multitud de opiniones…Yo hace tiempo le pregunte a mi médico de confianza y me dijo que siempre que te siente bien, la leche es un gran alimento que se consume desde la antiguedad y una importante fuente de calcio fácilmente bioasimilable por las personas al ser un producto de origen animal. En cuanto a porqué si es un alimento tan “saludable” hay tantas personas con alergias o intolerancias leí hace tiempo que era porque en Europa es uno de los alimentos más consumidos, que por ejemplo en Japón el alimento que más problemas de este tipo provoca es el pescado y en EEUU, los frutos secos. Yo creo que como en todo la clave está en el equilibrio y no confió mucho en los nutricionistas que “desaconsejan” ciertos alimentos (salvo los muy procesados industrialmente) porque cada día hay nuevos estudios y nunca sabemos la verdad absoluta de las cosas.

      • cristina dice:

        Mucha gente detractora del consumo de leche basa su opinion en que el resto de animales no consume leche una vez crece, pero lo cierto es que el ser humano puede consumir leche porque es el unico animal que la tolera una vez abandona el periodo de lactancia. Es un alimento completisimo que tiene de todo menos vitamina C y hierro por lo que yo opino que es algo que no debe faltar en nuestra nevera. Sin embargo, a mucha gente le sienta mal precisamente por ese caracter evolutivo que hace que los animales no la toleren y es la ausencia de los enzimas que metabolizan la lactosa. Es algo bastante común y quiza sea el comienzo de una nueva etapa hacia la perdida completa de la tolerancia a la leche por parte de los humanos pero de momento los estudios nutricionales nos dicen que la leche es buenisima para el organismo, fuente de vitamina D, calcio y acidos grasos esenciales fundamental sobre todo para la mujer y para evitar la osteoporosis. Eso si, mejor semidesnatada! asi no abusamos de su grasa pero no eliminamos la parte positiva que conlleva su presencia

  5. Lo de los productos light es lo que más me desconcierta ¿Cómo les permiten decir que tienen menos calorías?

    http://areaestudiantis.com

  6. Vanessa dice:

    Me ha gustado mucho tu post pero a mi me ocurrre lo mismo con la etiqueta del champú. Podrías orientarme un poquito. Muchísimas gracias.Un saludo.

  7. M Angeles dice:

    Hola, como madre de una niña celíaca te puedo comentar que entender el etiquetado para una persona que no puede tomar gluten es toda una odisea. Por norma general, los alimentos cada vez llevan mas aditivos, estabilizantes, conservadores… Bajo esas palabras se esconden un sinfin de “porquerias”. Y sí, tienes razon , llevar una dieta sin gluten es hipercaro, hecho que el colectivo celíaco no entendemos.

  8. M dice:

    Bueno, creo que si hablamos de nutrición y alimentación saludable deberíamos empezar a hablar no de leche desnatada o entera, sino que cómo los lácteos nos descalcifican, aumentan el riesgo de osteoporosis (los países más consumidores de lácteos así lo demuestran) y los terrible efectos del exceso de proteína animal y los antibióticos que incorpora.

    Justamente, cuanto menos etiquetado y manipulado tengan los productos, mejor.

    Hay que aprender a rescatar lo natural de la tierra, a conectarnos con nuestro instinto para dejar atrás tanta enfermedad, tanto químico y tanta manipulación… porque nos están matando.

  9. esther dice:

    Yo estoy con una nutricionista especialista en nutrición deportiva y me va muy bien,pero una vez más gracias por la información.

  10. carol dice:

    A mi el pediatra me dijo q la lactosa daña la flora intestinal, por eso cuando lis niños tienen mocos la quitan….
    Hace unos meses en la televisión catalana “somos lo q comemos” y uff….tela!
    Entre los pesticidas, el mercurio en los peces y el aspartamo q según estudios en USA puede provocar cáncer….una no sabe q comer sin dejarse el sueldo en tiendas ecológicas.
    Lo q yo hago cuando me apetece bizcocho o panqueques o flan, etc…es hacerlo yo.

  11. Yaiza dice:

    Hola! Te sigo siempre que puedo, me encantan tus post sobre running! Este me parece muy interesante pero me desconcierta, yo soy de las que se ha pasado a la leche sin lactosa y no entiendo porque la nutricionista dice que no permite absorber el calcio…Y tambien me plantea una duda sobre los productos light y sobre los edulcorantes, como deportista que opinas de los edulcorantes y de todas las variedades que hay y de lo”malos” que son algunos? crees que hay alguno sano o al menos saludabe? Gracias

  12. Gloria.V. dice:

    Un post muy completoe infomrativo. Me apunto unas cuantas cosillas, aunque no sé si podré resistirme a la coca cola light a pesar de que soy consciente de que muy buena no debe ser…

    http://www.foryoubyme-gvargas.blogspot.com

  13. ruth dice:

    QUE RAZON TIENES, LA NUTRICIONISTA QUE TENEMOS EN EL EQUIPO QUIERE HACER UN TALLER PARA ENSEÑAR A “DESCIFRAR” LAS ETIQUETAS!!!

    RUTH A.
    http://www.ruthazofra.es/index.php/el-blog-de-ruth/2194

  14. Ángela B. dice:

    Interesantísima entrevista. Enhorabuena a las dos.

    Por cierto, Cristina, voy a volver al flequillo. Ahora mismo voy a ver si encuentro tus maravillosos trucos para mantenerlo liso. Ya sabes que en Asturias… ¡es tema complicado!

    Bs

  15. Que no falte en mi joyero dice:

    Muy interesante el post, se agradece la buena información.

    http : / / mijoyero.blogs.elle.es

  16. Carlos dice:

    La leche es un alimento tan básico? Pues tomad leche http://www.youtube.com/watch?v=j6kGHCvRlU4&feature=related

    Leche y esclerosis múltiple (entre otras cosas) http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/14688379

    El gluten no tiene nada de malo? La gliadina (presente en el gluten) daña la mucosa intestinal http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16635908
    http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18485912

  17. Dmcreativo dice:

    En la mayoría de los casos es el diseño de la etiqueta lo que hace que la etiqueta sea confusa y confunde al consumidor.

BY CRISTINA MITRE:

Soy Directora de Belleza en ELLE, y gracias a que pasé buena parte de mi infancia en el salón de belleza de mi madre y mi tía, llevo la pasión por la cosmética escrita en mi ADN.
¡Además soy una runner convencida! Prepárate, te engancharé a todo.

Sígueme en twitter:
@cristinamitre y @thebeautymail